¡pinta que te pinta!

¡Buenas gentecilla!

Ya, ya sé que os dije que esta entrada era para ayer, mis más sinceras disculpas, pero me fue imposible debido a ciertos problemillas técnicos… El caso es que mis hermanos pequeños tienen que dormirse pronto para ir al cole y con esto de los “smart phones”, pues no había manera. Así que mi querido padre decidió quitar el Wifi a todos y listo, una maravilla…así que me quedé a mitad retocando las fotos y no pude hacer más.

Pero que no cunda el pánico, que ya estoy de nuevo dando guerra! 😉 Aquí tenéis lo que nos ha tenido tan entretenidas a mi madre y a mi (las locas del campo) durante la semana pasada y este lunes:

Collage 4 MARCA AGUA

Como veis, ahora nos ha dado por pintar. Y es que, todo empezó al terminar mi amada mesita… que no me quedaba yo a gusto del todo, viéndola ahí perdida, en esa habitación totalmente arcaica, con desconchones en las paredes, angelotes colgando de la cabecera de las cama… y ¡hasta un rosario de tres metros de mi bisabuela!

De hecho, en una de las últimas visitas de mis sobris,  les pusimos a dormir en esta habitación y a mitad de la noche  le cayó un angelito desde la cabecera a mi sobrina y le despertó. ¡Menudo susto se pegó la pobre con el angelote asesino!

Así que entre una cosa y otra…nos pusimos manos a la obra, y este es el resultado:
Collage 6 MARCA AGUA Collage1 MARCA DE AGUA Collage3 MARCA DE AGUA Collage5 MARCA DE AGUA

Reconozco que es la primera vez que pinto una pared, y cuesta más trabajo del que pensaba. No es para tanto, pero tampoco es como en los vídeos esos que me tragaba yo de Youtube, en los que divinas de la muerte con tacones y rulos cogían la brocha y pintaban con toda felicidad. No señores, aquí  estuvimos como en la guerra, con gorro de ducha y el chándal hasta arriba de pintura .

Lo primero, arrancamos la cornisa esa que dividía la habitación en dos y nos tenía ya más que aburridas.

Después, con “aquaplast”, se arreglan los agujeros que quedan de los clavos, los golpetazos que ha sufrido la pared a lo largo de los años, etc, etc, con muuuucha paciencia.

Se forran todos los bordes con cinta de carrocero y ya, por fin, te pones a pintar.

Vamos, que te pasas más tiempo preparando la habitación y luego quitando toda la parafernalia que pintando, pero yo creo que ha valido la pena el esfuerzo, ¿no creéis?

Como siempre, encantada de que paséis por aquí! Si os ha gustado o tenéis alguna idea que darme para mejorar la técnica, no dudéis en dejarme vuestro comentario abajo!

Nos vemos! =)

marta, D.A.M.

6 Respuestas a “¡pinta que te pinta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s